Los nuevos secretos de la Red

En este momento, alguien está jugando con un secreto de billones de dólares – sólo que no lo saben todavía. “Lo que la gente no te están diciendo,” dijo Peter Thiel a sus alumnos en Stanford, “muy a menudo puede darle una gran perspicacia en cuanto a donde usted debe dirigir su atención.”

Los secretos que no se pueden o no se quieren dar tienen detrás las inversiones más lucrativas, y en ningún caso están soportadas por las grandes corporaciones. De hecho, la persona más probable para construir un negocio de gran tecnología probablemente será un empresario rudimentario con un gran sueño, una mente aguda y un valioso secreto.

¿Dónde están los secretos? Como secretos se entiende esa parte del comportamiento humano que le proporciona una visión para crear hábitos en los usuarios y una ventaja competitiva. Este tipo de secretos también son relativamente baratos de descubrir, sentando las bases de una gran empresa.

logoAl principio, sólo las grandes empresas tenían los recursos para descubrir los secretos monetizables. A lo largo del siglo XX, empresas como GE, DuPont, Chrysler e IBM descubrieron secretos que requerían una gran inversión en I + D para encontrar la mejor manera de crear un producto mejor, más barato o más rápido.

logoPero hoy, como el software se sigue comiendo el mundo, las industrias de servicios están siendo derribadas por advenedizos. Una nueva generación de compañías como Airbnb, DropBox, han creado nuevas e interesantes hazañas cuadrados que no son fruto del diseño industrial, sino a partir de la interacción y del diseño de sistemas. Estas empresas quieren remediar viejos problemas mediante el diseño de interfaces para crear nuevos comportamientos de los usuarios, por lo que se puede decir que cambiar la interfaz significa cambiar el mundo.

Cuando se produce un cambio masivo en la forma en que las personas interactúan con la tecnología, esperamos encontrar un montón de secretos listos para cosechar. Los cambios en la interfaz hacen que todo parezca más sencillo.

Varias empresas de tecnología hicieron su fortuna descubriendo los secretos del comportamiento que se hicieron visibles por un cambio en la interfaz. Apple y Microsoft lo consiguieron girando los terminales DOS en las interfaces gráficas para hacerlos accesibles a los consumidores corrientes. Google simplifica la interfaz de búsqueda, en comparación con los anteriores. Facebook y Twitter se han convertido en nuevos puntos de vista del comportamiento en las interfaces que han simplificado las interacciones sociales en línea. En cada caso, los cambios se ha debido a la aparición de una nueva interfaz.

logologosMás recientemente, los ejemplos Instagram y Pinterest. La capacidad de Pinterest para crear un lienzo plagado de imágenes revela nuevas ideas sobre la naturaleza adictiva de un catálogo en línea. Para Instagram, el cambio en la interfaz se materializa en cámaras integradas en teléfonos inteligentes. Con ambas se ha generado un valor enorme, no por los desafíos técnicos, sino por la solución a los problemas de interacción.
la revolución de la fotografía social

Resumiendo podemos decir que detrás de cada innovación se esconde un secreto. Los empresarios deben centrarse en descubrir los secretos sobre el comportamiento humano, que son baratos para descubrir, y pueden tener un impacto masivo. Estos secretos del comportamiento son muchos siempre que se produzcan cambios importantes en la interfaz. Para empresas nuevas, es preciso convertir rápidamente estas ideas de comportamiento para mantener una ventaja competitiva.

La decepción del nuevo iPad

En la presentación del último modelo de iPad se combinó la euforia con la decepción. Euforia, la que siempre provocan las novedades de la manzana mordida; decepción, por las escasas novedades incorporadas al nuevo iPad.

Los amantes de los productos de Apple van a ser fieles a la marca. No es una preferencia, es un estilo y una actitud. Cualquier novedad va a ser aplaudida y más que bienvenida. Es lo que toca por ser miembro del club.

El iPad rompió moldes cuando apareció, hace ya dos años. Pero otros han venido detrás y han logrado productos de calidad que nada tienen que envidiar al producto de Apple.

Es por eso que los expertos dicen que el producto necesita algunas mejoras que supongan un cambio sustancial, que le diferencien del resto de tabletas, algo “distinto” y no sólo el mismo producto “mejorado”. Y esas son las críticas que le han llovido al iPad, que no hay nada nuevo en él o nada por lo que valga realmente la pena cambiar de modelo.

Las mejoras incorporadas en el nuevo iPad han sido, por un lado, una batería que dura diez horas. En el mercado hay tabletas cuya batería dura ya nueve, como el Samsung,  y con eso no se evita el estar pendiente de cargar el equipo a diario, sobre todo con la mejora de la pantalla que le hace consumir mucha energía.

El propio uso de la tableta, como potencial sustituto del ordenador personal, de fácil transporte y que pretende ser una extensión del individuo, más incluso de lo que hoy es el teléfono móvil, no es indestructible. Si bien podemos leer el periódico de forma digital, nunca podrá sustituir algunos usos del periódico de papel, tal y como refleja el comercial de Newsday.

El diseño delgado y ligero ha sido su mejor atributo, pero ya no es el único. Pedirle que sea flexible quizá es demasiado, pero ¿por qué no?

Por último, los expertos sugieren el cambio en el cargador, que en la actualidad es el mismo que para el iPod. El nuevo iPad debería aprovechar la tecnología wireless para diferenciarse del resto.

Estoy segura de que en Apple son conscientes de todas estas consideraciones, y de que han avanzado en la tecnología, pero que están esperando a su incorporación en el momento oportuno.

Mi pregunta es si no nos vamos a cansar de esperar o si otras marcas van a empezar a ofrecernos sus innovaciones anticipándose al gigante. El tiempo nos lo dirá.

A %d blogueros les gusta esto: