Momentos un poco inadecuados para usar el móvil

banksy

Comúnmente conversamos de las bondades y de los buenos usos de los móviles, de lo necesario y hasta imprescindible que se ha vuelto en nuestras vidas, de hecho algunos adolescentes no se imaginan cómo era la vida antes del móvil. Sin embargo, pocas veces nos detenemos a pensar cómo usamos inadecuadamente el teléfono, eso momentos tan inoportunos que lo usamos y no nos damos cuenta, es por esto que dedicaremos las próximas líneas a reflexionar un poco acerca de este tema.

Si te sientes identificado porque alguna vez has hecho alguno de los siguientes enunciados es posible que debas pensar un poco en la necesidad de cambiar ese hábito de uso:

1)    ¿Habéis visto a alguien enviar un mensaje y conducir? O recibir un mensaje que dice: “te escribo luego que voy conduciendo”. No obstante los “manos libres” minimizan la probabilidad de accidente y ha sido una opción.

2)    Estás en el cine y suena un móvil, pero, con el timbre del teléfono de disco de los 80s. Que, en vez de apagarlo nunca falta quien conteste: “Estoy en el cine, te llamo luego, sí está buena la película…”

3)    Entras a una reunión de trabajo, ves que alguien coloca en Silencio el móvil, genial ¿no?, pero al mismo tiempo lo está colocando en modo Vibra Call, y claro, quizás la vibración del dispositivo sobre la mesa suene peor que la melodía que le tiene al móvil. Además de ya ser esta una interrupción, la peor parte es cuando contesta: “Estoy en una reunión muy importante te llamo luego, si, si, si, salgo a las 6, nos vemos allá…”

4)    Cena familiar, compartiendo todos en familia y alguien, chatea y sonríe cada 3 minutos por el móvil: “Es que es un compañero de clases que está viendo una película que le he recomendado…”

5)    Noche vieja, Fin de Año, 31 de Diciembre 23:59h, suenan las campanadas, una reunión de 50 personas y comienzan los abrazos por eso momento tan emotivo de compartir con los seres queridos, ¿habéis visto alguna vez a alguien con el móvil tratando de comunicarse?, “Espera que no tengo señal, se queda mudo, si, si, feliz año…

6)    ¿Habéis visto alguna vez a alguien tomando fotos o grabando con el móvil un espectáculo de fuegos artificiales?, Si la respuesta es afirmativa, llamadlo y preguntadle cuantas veces ha vuelto a verlo desde el móvil.

7)    Para cerrar: “Hola, no te puedo atender, estoy en un funeral del padre de un amigo… Sí… ayer… te dejo que estamos en los rezos…”

Es indudable la necesidad de mantenernos comunicados, pero podemos establecer límites para que situaciones de uso no generen inconvenientes, cuidar las otras formas de comunicación y establecer prioridades.

A continuación os dejo un vídeo ilustrativo con algunos malos hábitos de uso:

Gracias y hasta una próxima…

Escrito por: Sajid Abad

Anuncios

SEMANA DEL 21 AL 25 DE OCTUBRE

Aquí os dejamos las LECTURAS RECOMENDADAS para esta semana:

lecturas

Digital-nature.com 22 octubre 2013 Facebook Story Bump. Las claves del posicionamiento

Tristanelosegui.com 21 octubre 2013 3 factores que determinan la calidad del contenido

lifestylealcuadrado.com 21 octubre 2013 ¿Por qué Facebook no sustituye un Blog?

Puromarketing.com 3 octubre 2013 Redes Sociales, escenario de los profesionales presente y futuro

Wired.com 23 octubre 2013 Why are Twitter names so scary right now?

BYOD: En 2014 la vida será Mobile

99

“Para mediados de 2014, el 83 por ciento de las organizaciones habrá implementado estilos de trabajo móviles. Bajo la modalidad BYOD (Bring Your Own Device-trae tu propio dispositivo)  y el  Workshifting (trabaja desde cualquier lugar)  las grandes empresas del mundo apuntan a flexibilizar las condiciones laborales para atraer y retener talentos, beneficiándose, al mismo tiempo, con una importante reducción de costos.

Las personas, provistas de sus propios dispositivos móviles (BYOD), trabajarán desde su oficina, su hogar, el aeropuerto o la cafetería (modalidad de trabajo conocida como workshifting)  según se afirma en esta nota  que resume los hallazgos del estudio realizado por CITRIX a 1900 profesionales de alto nivel de IT, en 19 países, pertenecientes a organizaciones con más de 1.000 empleados, en su mayoría.

Podríamos decir que esta es sólo una tendencia de un sector de actividad (IT) que, por sus funciones y tareas, hace tiempo que ha flexibilizado horarios y lugar de trabajo. Sin embargo, el estudio realizado por Fortinet  a la Primera Generación de Trabajadores BYOD (3.872 Graduados entre 20 y 29 años en 15 países) nos muestra que se trata principalmente de un tema generacional y que afecta a cualquier tipo de actividad.

Esta generación de jóvenes profesionales se incorporó al mundo laboral provisto ya de sus propios dispositivos móviles. Y lejos de considerar que es un privilegio poder usarlos en la oficina, el 55% considera que es “un derecho”.

De hecho, el 75% usa sus propios dispositivos para el trabajo con regularidad. Pero cuando se les pregunta por qué necesitan sus dispositivos en la oficina, la mayoría responde que necesita acceder a sus aplicaciones: un 35% reconoce que no puede vivir un solo día sin acceder a sus Redes Sociales y un 47% necesita usar su servicio de SMS.

Esta modalidad, por una parte,  está exigiendo a los responsables de IT el desarrollo acelerado de estrategias de seguridad para proteger la información corporativa. Pero para estos jóvenes profesionales -que ocuparán cargos de responsabilidad en los próximos años- el mayor motivo de preocupación es “la pérdida de tiempo”.

Y esta preocupación se presenta cuando el tiempo es medido de 9 a 18, en lugar de medirse por “horas trabajadas” a lo largo del día. Porque lo que pone sobre el tapete la mirada de estos jóvenes, es que ya no quieren hacer esa división entre trabajo y vida personal como hemos vivido hasta ahora en la sociedad industrial.

Estar “conectados” es el nuevo paradigma de esta sociedad del conocimiento y la información. Es, para los más jóvenes, su forma de estar en el mundo. Y esto no implica, en mi opinión, falta de compromiso o irresponsabilidad frente al trabajo o el estudio. Muy por el contrario, estar permanentemente en contacto vía las redes sociales y el sms, les resulta vital para poder desarrollar todas sus actividades a lo largo del día.

Por esto, creo que tanto la iniciativa BYOD como el Workshifting responden a una necesidad concreta de la joven fuerza laboral, motivo por el cual, están en la mira de las empresas más grandes del mundo y es una modalidad ya adoptada por muchas PyMes. Atraer y retener talentos se volverá complicado para quienes no implementen políticas de trabajo flexible, toda vez que la función a desempeñar lo permita.

Lo que surge como primera pregunta es si el desarrollo de infraestructura a nivel mundial podrá acelerar el ritmo para posibilitar que, algunos trabajadores, realicen sus tareas en cualquier momento y lugar. Porque “la vida móvil” es una “vida online” y pide a gritos banda ancha y conexión wi-fi, donde sea, y 24/365.

Y el segundo interrogante que me asalta, es si todos los prestadores de productos y/o servicios, incluidas las administraciones públicas, tendrán finalmente sus webs responsivas y habilitadas para que, todas las funciones, estén disponibles desde un móvil.  Si la vida va a ser móvil, necesitamos Banca, Salud, Educación, Turismo y Administración Pública (al menos) 100% Mobile.

Por último, esta generación conectada full day, que no puede vivir si no accede a sus Redes Sociales, demanda atención al público en estas plataformas: para inscribirse en una maestría, pedir turno con el médico, o consultar por un trámite bancario. La apertura de mostradores en los Social Media no puede seguir esperando.

Tema de otro post será la capacitación y formación, no sólo en TIC’s, sino en atención y comunicación digital para el 100% de empleados y colaboradores de cualquier tipo de organización.

La vida online y móvil llegó para quedarse, igual que las redes sociales que, ante tanta virtualidad en tránsito, nos ofrecen un espacio de socialización, acompañamiento y contención.

Escrito por: Genoveva Purita

LLEGA LA ASISTENCIA SANITARIA AL MÓVIL

443100salud_digital_sanidad

La asistencia sanitaria en el siglo XXI será transformada por el Internet móvil. En el siglo XX, todos estábamos conectados a la electricidad y eso transformó nuestros hogares, fábricas y hospitales. En este siglo, todos vamos a estar conectados a Internet, y con ello, emergen los beneficios de la nueva era.

El potencial para crear nuevos modelos de acceso a la asistencia sanitaria, la forma de pago y la innovación que trae consigo es algo que los grandes jugadores de este mercado pueden ser reacios a abrazar, ya que se manifiesta como una amenaza para las estructuras de poder establecidas en los gobiernos, las grandes empresas farmacéuticas, así como las prácticas médicas y sanitarias habituales. Por tanto, hasta que los problemas que estamos enfrentando en nuestro sistema de salud actual se traduzcan en una crisis en toda regla, el ritmo del cambio puede parecer bastante lento. Pero la crisis está llegando, la sanidad pública recorta prestaciones y destina menos recursos, se alargan las listas de espera, y muchas personas optan por contratar asistencia sanitaria privada.

Actualmente, los teléfonos móviles se están propagando con mayor rapidez que muchas de las enfermedades crónicas, como la demencia, la depresión y la diabetes. Muchos propietarios de estos dispositivos son las personas (generalmente mujeres que son madres y las hijas adultas) que están diariamente en contacto con estas enfermedades crónicas. Hoy en día, esto ya es, con mucho, el mayor grupo de trabajadores de la salud en el mundo. Las herramientas más importantes que tenemos son medicamentos. En el futuro, también van a recibir ayuda de sus teléfonos móviles.

Sabemos que los medicamentos tienen un enorme potencial terapéutico. También sabemos que, en gran parte del mundo, el suministro de medicamentos es corrompido por falsificaciones. Incluso cuando los medicamentos reales están disponibles, hay una buena probabilidad de utilizarlos correctamente. Y eso no es porque las madres e hijas adultas no sean capaces de hacerlo, sino que a menudo se necesita la información, la educación y la motivación para usar los medicamentos correctamente.

La tecnología digital puede ser usada para resolver estos problemas. Los medicamentos pueden ser rápidamente autentificados por un teléfono móvil en el punto de venta, su uso seguido por la respuesta de los consumidores y de medición individual – de forma automática. Este tipo de información puede ayudar a que los pacientes aprendan a tomar medicamentos a la hora correcta, ayudará a valorar las dosis hasta obtener la cantidad correcta de medicamento, cambiar a un medicamento diferente si éste no está teniendo el efecto esperado y tal vez eliminar los que ya no son útiles. Estos pasos simples, combinados con pequeños cambios en el comportamiento, a menudo puede ser la clave para permanecer en casa y evitar una visita al hospital.

Esta receta para la salud digital no es algo descabellado. Si somos capaces de comprar por Internet cualquier cosa, incluso los productos financieros, ¿por qué no la salud?

Podemos pensar que va a ser muy difícil convencer a los gobiernos y a las entidades aseguradoras para adoptar este servicio que, a priori, pueda parecer caro, o que los usuarios de la sanidad lo “compren”.

Los gobiernos y las empresas privadas de seguros deberían estar dispuestas a pagar por productos y servicios si éstos dar beneficios sanitarios reales. Y esos beneficios llegar por la inmediatez. Y la tranquilidad que da esta inmediatez.

Hoy en día hay cinco millones y medio de personas con un teléfono móvil en todo el mundo. Las madres están en todas partes también. Y simplemente nuestro sistema de salud actual va cada vez más a la deriva. La salud digital nos está esperando.

LA RECOMENDACIÓN DE GOOGLE PARA LOS COMPRADORES A TRAVÉS DE MÓVIL

Armados con dispositivos móviles, los compradores confían cada vez más en sus teléfonos inteligentes y tabletas para olfatear ofertas, comparar precios, verificar el stock y encontrar las tiendas. Tanto es así que cuatro de cada cinco usuarios de móviles confían en sus dispositivos para hacer compras más inteligentes, de acuerdo con una encuesta reciente del gigante tecnológico Google.

Según palabras de Jason Spero, director de Google para ventas móviles y la estrategia, los dueños de negocios pueden optimizar sus sitios web o aplicaciones móviles para atraer a los compradores durante sus vacaciones. He aquí cuatro consejos que compartió:

1. Agregar valor a la experiencia de compra en tienda

Asegúrese de que su aplicación móvil o sitio ofrece a los usuarios una lista de compras y otras características útiles. La aplicación móvil de Target, por ejemplo, permite a los usuarios crear listas de sus preferencias y compras sobre la marcha. Para agregar elementos a las listas o registros de regalos y para comprobar los precios, sólo tiene que utilizar la cámara de su smartphone o tableta para escanear los códigos de barras y códigos QR (Quick Response).

Si un artículo en particular está fuera de stock, puede ofrecer a los compradores de móviles un código QR en el estante vacío que los lleva directamente a su sitio de comercio electrónico para comprar ese producto y que les guarde la venta. Spero dice que “los consumidores quieren usar el poder de la conectividad y el poder de Internet cuando están dentro de su tienda. La capacidad de tener una compañera de compras móvil en la mano mientras compra está demostrando ser inmensamente valioso.”

Otra forma de mejorar la experiencia de los compradores en la tienda consiste en ofrecer los códigos QR en los productos básicos. Best Buy, por ejemplo, ha incorporado códigos QR en las “etiquetas” para cada una de sus tiendas para que los compradores puedan escanear, ver vídeos de productos y comparar valoraciones de los clientes, las características clave del producto así como las especificaciones técnicas.

2. Atraer a los cazadores de gangas

Los dispositivos móviles permiten a estos usuarios que sea rápido y fácil encontrar ofertas de temporada. Por tanto, los compradores ofrecen cupones, tarjetas de regalo electrónico, descuentos y códigos QR que pueden ser escaneados y enviados directamente desde teléfonos inteligentes y las tabletas a la salida dele establecimiento. Por ejemplo, la cadena de farmacias Walgreens, en EE.UU. ofrece cupones QR para el uso en las tiendas, y su aplicación móvil también permite a los clientes leales ganar, controlar y canjear el saldo de los puntos Walgreens saldo de puntos por regalos.

Por su parte, Target y Walmart disponen de aplicaciones que muestran sus ofertas semanales a los usuarios de GPS. Las alertas de texto sobre las promociones también pueden ayudar a captar usuarios de aplicaciones móviles. Macy envía un máximo de tres alertas de texto a la semana. Más que eso podría ser una molestia para los consumidores y, al final, contraproducente.

3. Ser rápido e informativo

Asegúrese de que su sitio móvil se carga rápidamente y da la información adecuada, aconseja Spero. “Piense en las preguntas que los compradores se están haciendo y si el diseño de su sitio móvil puede responderlas.” Por ejemplo, exponga a la vista su domicilio y número de teléfono, horas de servicio, información de productos y críticas, además de detalles sobre cómo comprar un artículo en línea o en las tiendas.

Además, asegúrese de incluir un número de teléfono “click-to-call” para que los consumidores pueden realizar al instante su compra. Y es importante mostrar los horarios de las tiendas en períodos especiales, como es el caso de las compras navideñas.

4. Que sea fácil de localizar el almacén y la mercancía

Encontrar una tienda cercana es algo sumamente importante para los consumidores, por lo que las aplicaciones suelen ofrecen una función básica de localizador en su sitio web e incluir enlaces a mapas y direcciones. Por ejemplo, la aplicación móvil de Home Depot permite a los compradores encontrar los productos que se envían o recoger en una tienda determinada y les permite compartir los productos a través de correo electrónico y en Facebook y Twitter.

SAMSUNG GALAXY NOTE II. ¿EL TAMAÑO IMPORTA?

Cada vez que se hace la prueba un nuevo dispositivo, deberíamos probarlo con nuestras madres, para ver lo que piensan.Eso es lo que hizo un amigo la noche que le dejaron el Galaxy Note II de Samsung, un híbrido entre tableta y teléfono.

El Galaxy Note II es muy grande si lo comparamos con un teléfono convencional. Su pantalla es de 5,5 pulgadas es lo suficientemente grande como para caber un iPhone 5. Luego está el lápiz, que Samsung llama S Pen, que puede detectar la fuerza con que se presiona en la pantalla y actuar como un cursor de ratón para los menús desplegables en los sitios web. Pero no sólo el tamaño importa.

En cuanto a su funcionamiento, el Galaxy Note II ejecuta la última versión de Android, llamado Jelly Bean. Con ello se logra disponer de las nuevas características de Google que no han llegado a la Galaxy S III todavía, como por ejemplo el Google Now. Mi favorito es Google Ahora, el asistente por voz equivalente al Siri de Apple.

Al igual que el Galaxy S III, Samsung ha modificado en gran medida el software del Note II con un montón de características. Automáticamente se pueden compartir fotos con otros dispositivos de Samsung a través de un tipo especial de conexión Wi-Fi, solo poniendo el teléfono junto a otro para intercambiar contenidos como fotos o páginas web, y reproducir vídeo en un aparte ventana emergente mientras se envían mensajes de texto o se navega por la web.

La activación de todas estas aplicaciones es un tanto complicada, y al final son tantas que quizá valdría la pena eliminar algunas de ellas. Aparte de eso, el software es casi un clon de lo que tiene el Galaxy S III, excepto que la pantalla mucho más grande.

Por lo que respecta al hardware, el Note II dispone de un procesador quad-core y 2 GB de RAM, siendo uno de los teléfonos más potentes que están disponibles en la actualidad. Y eso se nota. Es muy rápido en rebotar entre aplicaciones, juegos o ver vídeos. Además, la batería también dura más.

Sin embargo, el S Pen no es útil, pues la escritura no parece natural, al producirse un retraso molesto desde el momento en que la punta del lápiz toca la pantalla y aparece el mensaje. Es casi tan malo como la firma de una de esas máquinas de tarjetas de crédito que hay en el supermercado.

En líneas generales, el teléfono es grueso y pesado, y un poco molesto para llevar en el bolsillo. Y ese es el problema del Galaxy Note II. Es un teléfono genial en muchos aspectos, pero, irónicamente, su característica más distintiva, el tamaño, es lo que más daño le hace.

Telefónica y el pagomóvil

Logo Telefónica Digital

Según he estado leyendo estos días, parece que las empresas de telefonía están dispuestas a acabar con el monopolio de Apple de pagar por comprar. Y eso es precisamente lo que pretende la nueva división de la compañía Telefónica, Telefónica Digital, dando la opción de que la compra de aplicaciones a través del móvil se cargue al final de mes en la factura correspondiente. Para poder comercializar estas aplicaciones, Telefónica Digital ha firmado acuerdos con Facebook, Google, Microsoft y RIM, la empresa fabricante de Blackberry.

La ventaja más significativa es que para hacer la compra se está garantizando la seguridad en la red, ya que sólo será necesario acceder a las tiendas virtuales, en función del tipo de dispositivo, realizar la compra sin necesidad de crearse una cuenta de pago ni de informar del número de la tarjeta de crédito, y el saldo deudor de la compra se añade a la facturación de la línea telefónica o se rebaja del saldo prepago del teléfono.

Este tipo de servicios no es nuevo, si bien sí que es novedad en nuestro país. Según un estudio de la empresa de consultoría March, más de una tercera parte de los europeos que disponen de un Smartphone han efectuado y pagado sus compras de aplicaciones a través de la factura del teléfono móvil.

Telefónica ya está ofreciendo este servicio en su división en Alemania, con la perspectiva de incorporarlo durante el año 2012 al resto de sus divisiones a nivel mundial, catorce en total.

La idea del gigante de la comunicación es que la facilidad de pago así como la seguridad aporten confianza al consumidor, aumentando en consecuencia el número de descargas, especialmente en aquellas zonas donde el uso de tarjetas no está muy extendido, como es el caso de Latinoamérica, dónde sólo disponen de ella el 40% de la población.

Compra a través del móvil con confianza y seguridad

Matthew Key, consejero delegado de la división, dice querer llevar a la compañía más allá de la conectividad pura y dura y crear nuevas posibilidades de negocio, dando servicio al cliente y eliminando obstáculos a la compra.

Si bien en la actualidad está limitado a las plataformas propias de los teléfonos de la compañía, tienen el compromiso de ampliarlo a otras plataformas tales como la HTML5 de Mozilla. El lanzamiento está previsto que se haga en Brasil a principios de 2013, dónde la entrada masiva de dispositivos inteligentes ha hecho disparar las cifras de los ingresos publicitarios a través del móvil.

Evidentemente, no existe producto nuevo si no hay expectativas jugosas de negocio. Y parece que aquí las hay, con una previsión de ingresar cinco mil millones de euros hasta 2015. No está nada mal, para empezar…

A %d blogueros les gusta esto: